enero 14, 2017

EL GENERAL CABUJÓN, CACAFÓNICO, CACHIDIABLO, CACHACO Y CACAMATA NO QUIERE CACAHUATI NI CACHIMBA DE LA PAZ SINO CACHIPORRA DE CALPIXQUE Y CACAXTLE... Y AHÍ VA EL CAIMÁN (cabeza de clavo en forma de punta de diamante)

Donald Trump es el Leonid Breznev de USA.
La historia del Imperio Español se hizo por hilillos y Trump puede perder el suyo por hililiíyos y caloyos.
Cabezón, acaso el Kung fu no es la fuerza del atacante empleada en la defensa.
Sí ya sabemos la conveniencia de ser el General Cabrera si al final te van a dar asiento las naciones.
No seas el Rostro de Calígula de conducta cruel y desatinada y tomes el mundo por un Calvario.
El Futuro de Breughel el Joven es El triunfo de la muerte.
Debieras saber que está cambiado el régimen de lluvias y que el mosquito tigre circula al otro lado.
El Poder de Cabo Cañaveral parece en la fuerza del presidente.
Acaso no hay Canadá al norte de Norteamérica con Klondike, Endako, Uranium y Saskatoon.
EL Rey Sol Trump con su colaunida y su colbertismo le va a dar colcrén a la colcha europea y va a manchar el colchón del mundo.
Mi actor ejemplar no es Trump Colocolo ni Ronald Colman sino Albert Closas.
El condotiero norteamericano Trump al servicio de la Empresa Desunida Anglosaxona con gemelos, collera de diamantes, correa de esclavos y comadrería de sus empresarios liberales y salvajes.
La mafia contumaz y la contumelia del mismo apodo Trump.
Donald Trump tiene el mismo empuje del dislate y el disloque que Walt Disney.
Parece que Trump con su cara de Pez Escorpión va a dar paso a Escipión en su lucha contra los cartagineses y la Escolopenda Islámica y vayan las Escuadrillas de aviones del Este contra el Oeste.
De qué va la UX porque algún Fouquet acumulará una inmensa fortuna con las medidas proteccionistas del Trump y creo que acabará igual mientras los chinos harán de boyeres sociables e inteligentes hasta Teresa May puede hacer de Fox-terrier del Brexit.
Donald Trump no es una de las grandes figuras de la democracia norteamericana como Benjamín Franklin sino que va a dar muchos rayos al exterior.
Parece que con el Trump tenemos que hacernos todos de las fuerzas pasivas de Gandhi apelotonados en el Ganges para vislumbrar esa luz del siglo.

Thomas Jefferson fue un demócrata norteamericano convencido y defensor de la igualdad y de la libertad pero Trump es como una picadura irritante del jején.
Quizás Trump tenga tanta fuerza expresiva como Burt Lancaster pero puede ser un Frankenstein.
Dónde la nobleza de un Robert Edward Lee en Trump.
Abraham Lincoln concilió la firmeza con la moderación, dio pruebas de un sentido práctico y de bondad, limitó la esclavitud y se opuso a la guerra con México.
Va a tener que trabajar como El Maquinista de la General de Buster Keaton y hacer el papel de duro como Lee Marvin.
Entre la Megalópolis de la costa atlántica Trump se podrá pasear por Maryland y ver fiel a su público en marzo pero en mayo en Massachusetts se puede ver la situación hacinada mientras él levanta la trompa de Mastodonte porque es de cultura megalítica y qué dirán los inmigrantes melanesios y papúes.
Ésta es la plaza de Trump Mormón y su política parece la de la cabeza de la marmota y de la morena, de la piedra plana del mortero y su voz pintoresca delata cuánto han sido ignorados los norteamericanos y cuánta Grandeza han perdido en la historia.
Se dirá dar bien o mal naipe de Trump.
A estas horas mangas verdes Donald Trump quiere que le den territorio mundial como hicimos nosotros con Nevada para hacer Las Vegas.
Trump determinará en la plaza de San Pedro un misil por el obelisco.
Tendrá Trump que subir la Escalinata Potemkin de Odessa y lo logrará con tantos cadáveres atrás.
El arqueado y corto King Orangután Trump Aterciopelado se levanta en América Primero y Todo para estos Americanos Piratas y Judíos.
Tanto oscilador mecánico y eléctrico, televisivo y de cine han vuelto tontos a los norteamericanos.
Al Papa Francisco le llamarán Ostras Pedrín.
Las Panteras Negras por la Autodefensa del Color Norteamericano ahora harán otra vez de las suyas en la política paraboloide de Trump.
No se respira igual la libertad en París que en la parte sur de la Manhattan newyorkina.
La seguridad de la mirada de atenienses como Pericles contrasta con la mirada brillante e insegura de Trump quizás le veremos llorar.
En la conferencia de Postdam durante la Segunda Guerra Mundial los políticos y generales las habían pasado canutas con grandes pérdidas de soldados ahora parece una deflagración vacía y fría como el fin de Occidente.
Viendo el establishment uniformado norteamericano, ruso, chino y de la curia veo que este mundo se ha quedado desfasado y los topicazos de Trump denotan un retraso mental mundial.
Parece un chabacano mastica piedras como el Pedro Picapiedra con la Familia Monster en el Capitolio.
El actor y director cinematográfico norteamericano Stroheim se especializó en la caracterización de personajes, generalmente militares, torvos, brutales y aborrecibles pero debido a su honradez profesional tuvo que abandonar esta labor en plena madurez artística y el otro actor y director cinematográfico francés Tati observaba los tics, maneras y diálogos de la gente hasta convertirlos en sus gags de comicidad así Donald Trump es el hombre de la carota rucia.
Los españoles saben que este Locomotoro va a organizar jarana y que nos lo vamos a pasar divertido.
Si Trump tuviera por esposa a la norteamericana Elisabeth Taylor lo entendería porque además de férrea voluntad con el tiempo el talento superaría la belleza.
Los de Nueva Orleáns se tuvieron que acostumbrar a la finalización de la Trata de Esclavos así Trump se tendrá que acostumbrar a las igualaciones de la globalización.
El perfil de los estadounidenses que quiere Trump es muy parecido al de su apellido como Truman el de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, el Plan Marshall y la creación de la OTAN.
Como la Virginia de la casa solariega de George Washington que se dividió en dos, una esclavista y otra antiesclavista, así los Estados Unidos se dividirán en los de trump y los anti-trump, con el cepo ruso en la CIA.
A los televidentes no nos gusta que los colaboradores más próximos de Trump tengan el aspecto de Vorster el defensor del apartheid sudafricano, de los plutócratas de Wall Street, y que ninguno dé el pego rudo y viril de John Wayne sino el sudoroso frío de Epulón.
Hasta Ocho Torres Toltecas Trump quiere poner en China y Cinco en Madrid con su Superyó en la azotea.
Trump utiliza trementina en la cabeza por lo que nunca una mosca dará vueltas en torno a él porque las hace temblar y es como un tremol del espejo donde se ven reflejados los ricos y esperamos una sucesión de muchas notas iguales en Pallars Jussá.
Y Trump recorrió la Avenida de los Muertos de Teotihuacán pero como su corazón era de piedra llamaron a los navajos para que se quedasen con la cabellera y éstos la enviaron a las Termas de Caracalla para que taponara el agua sucia pero los vándalos la trasladan a un Termitero donde la oscuridad y el anhídrido carbónico era total.
La esposa de Trump se vistió de Jacqueline Kennedy Onassis en la toma de posesión del Capitolio porque ya sabe que él es un blanco perfecto.
La envidia mató a Núñez de Balboa que descubrió el mar del Pacífico así la envidia norteamericana con el Trump del balbuceo puede baldar al mundo.
Ni indios ni árabes serán los chinos de cuerpos frágiles, miembros escuálidos, crespo cabello, rostro lampiño, sin altivez en la mirada, ni gallardía en el andar, esa caricatura de la especie humana de dulce cuchicheo y risas contenidas con su Gallo y su Lagarto los que tumbarán al Gran Imperio Blancosajón.





(continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario