octubre 04, 2014

TENDRÉ QUE BUSCARME UNA ÁNGEL DE PAZ

Puedo ser tan brillante como la figura humana de los dioses. Hasta mi casa no subirán las sandalias de las mujeres.

La fealdad del cuarto de soltero.
Las bellas obras lo harán bello.

El poder de curación del mito unido al rito.Cualquier motivo es bueno para verse. Creo en la mujer por Exageración.

Mi vida está completada.
Tengo todo el tiempo del mundo.

Hago fotos mentales paseando por Madrid. El sexo de los madrileños es tan áspero como las castañas del Retiro. Que vengan a residir aquí las sirenas del mar. Y Dios me da buen tiempo con el viento de verano.

Lo que tú ves guapa es precioso.
Y lo que tú explicas es maravilloso.

La pasión se tiene que reconcentrar para volver a salir. Solo pido una mujer que me quiera entendiendo por mujer todo lo mejor que puede existir. Pero también quiero mis ratos a solas con Dios y no solo con los cuerpos.

Notemos su presencia al lado del metro.
Acompaño a las mujeres por la ciudad.
Las pretensiones de una mujer pueden ser románticas pero son más bien eróticas.

Si no tienes claro lo de las mujeres. Dios te liquida.
Encontrar a una mujer que amara más que a Dios.
Que por un placer perdiera el Paraíso. Por eso permanezco aquí.

¡Yo soy uno de esos hombres que miden la vida que les queda a los demás!¡A los míos les queda mucha!

Dios es constante en una bendición. Ella es enviada por Él. Las cosas llegan cuando estamos preparados para recibirlas.

En misa no miras a las chicas. Algunos regalan abrazos, tú regala miradas a las mujeres, y si te miran, resístete. La distancia de mirarse hombres y mujeres es de cincuenta metros en todo lugar. Luego vienen las distancias cortas.

Madrid vale mucho por eso tiene tanta policía. Hoy he visto a una Sandra Bullock por el metro de Madrid. A ti nunca te ha faltado una mujer y siempre has tenido una. Las mujeres amando a los niños allanaron el camino de los hombres al amor a las mujeres.

Dios sigue dando tres oportunidades y casualidades felices cada semana. Ya sé que tú Virgen querrás que acompañe a otra mujer.

Los alborotos anímicos al pasear viendo mujeres. El mayor problema para la disciplina militar en la ciudad son las ansias de fornicar. El primer desnudo de verano es la gorda de Botero tumbada en la plaza de Colón. Diríase que cada vez que haces el amor te unes con eso que llaman divino.

Nada es imposible para Dios. Uno ya está advertido que el amor se acaba.

No me gusta ir solo porque me puedo encontrar al Diablo. Por eso voy con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario