agosto 27, 2013

EL HISTORIADOR POLIBIO DE MEGALÓPOLIS EN IBERIA (174 a.C.)

Era hijo de Licortas, estratega de la Liga aquea.

Se mostró partidario de un patriotismo moderado que se oponía tanto a la oligarquía favorable a Roma como a los patriotas radicales.

Fue hiparca (169-168 a.C.) y en el 167 a.C. al ser derrotado Perseo e interrumpirse la tercera guerra macedónica fue enviado a Roma como uno de los mil rehenes que la Liga entregó a los romanos.

En Roma entabló amistad con Fabio Máximo Emiliano y Escipión Emiliano conquistador de Cartago y Numancia y difundió la cultura helénica.

Cruzó el estrecho de Gibraltar y viajó por el Atlántico (148 a.C.)... asistió al sitio de Cartago (146 a.C.) y a la caída de Numancia (133 a.C.).

Al producirse la caída de Corinto (146 a.C.) ejerció una gran influencia en la reorganización de la futura provincia de Acaya.

Durante su estancia en la Península Ibérica viajó por Turdetania y se estableció en Gades y estudió la geografía ibérica así como la historia y las costumbres de sus habitantes.

De su Historia general únicamente se han conservado los cinco primeros libros de los cuarenta de los que constaba en los que se narran los acontecimientos desarrollados entre los años 220 y 146 a.C.

Su estilo es realista y no recurre a la intercesión de las divinidades.

Su obra constituye un documento imprescindible para el conocimiento de la historia de los pueblos celtibéricos. Las obras de Estrabón y Apiano han permitido conocer parcialmente el libro XXXIV de esta Historia general en el que se narran las guerras celtíberas y lusitanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario