agosto 19, 2012

CARTAS A ESQUIZOFRÉNICOS


Madrid, 21 de octubre de 2003

Querido Enrique Peirat:


No hables tanto. Habla menos y escribe más. Pásalo a limpio, y repasa lo escrito cada mes.

Tienes que superar todos los obstáculos que te quedan. ¡Viaja en Metro!¿Acaso no conduces un coche, qué va a limitar tu libertad de acción?

Busca empleo dondequiera que lo haya, y tu mejor secreto, tu enfermedad.

Vete a misa y lee libros de moralidad. ¡No te deprimas!

Visita las Bibliotecas.

Estudia a las mujeres. Son nuestra salvación.

Mantén tu físico, quítate la barriga, que se enamoren de ti. El mercado de la pareja está muy mal, hay mucho tio maltratador e impresentable, esto nos beneficia.

“A mí me gustan las mamás que son una monada”. Pues, tú también.

Todas las energías al desayuno, todos los hidratos al desayuno, cuando tengas que hacer un esfuerzo, conducir en carretera, etc…, tómate fideos cortos hervidos cuatro minutos con azúcar y leche que sube el tono, junto con un poco de café. Toma infusiones calientes no estimulantes cada dos horas y media. Come de todo, pero con moderación. Duerme tus ocho horas, bien, pero que muy bien, y estarás sano y guapo.

Sé un sabio y Dios te ayudará.

Ten tu agenda “laboral” de actividades y tu agenda de teléfonos de bolsillo y de casa de amistades y relaciones.

Sé realista y objetivo. Rodéate de gente así como lo es mi Maite.

Aquél que desee vivir produzca y el que produzca que viva.

Un abrazo,

Jorge



Madrid, 29 de octubre de 2003

Querido Enrique:


Todo lo que queremos es tranquilidad, incluso cuando nos asaltan los pedigüeños por la calle. Y llamo tranquilidad no a otra cosa que al buen orden. Ordena tu cuarto todas las noches para dormir mejor, como esté ordenado tu cuarto así estará ordenada tu mente.

Cuando quieras darte una alegría a ti mismo, piensa en los méritos de los que viven contigo; por ejemplo, la actividad del uno, la discreción del otro, la generosidad de un tercero, y de otro otra cosa. Pues nada contenta tanto como los ejemplos de las virtudes que aparecen en el carácter de los que viven con uno y que en lo posible se nos ofrecen agrupados.

Te recomiendo un libro: Meditaciones de Marco Aurelio, trata del estoicismo, del esfuerzo con que los romanos afrontaron sus vidas.

Haga o diga uno lo que sea, preciso es que yo sea bueno. Como si el oro, la esmeralda o la púrpura estuviesen siempre diciendo esto: “Haga o diga uno lo que sea, preciso es que yo sea esmeralda y tenga mi propio color”.

Que el cuerpo se ocupe de no sufrir, si puede, y si sufre, que lo diga. El alma (entendimiento o principio rector) no tiene porqué sufrir, pues no la obligarás a un juicio semejante. En la medida en que el alma depende de ella misma, no necesita de nada, excepto la necesidad que a sí misma se crea, y es, por lo mismo, imperturbable, no obstaculizable excepto que se perturbe u obstaculice a sí misma cuando se ve privada contra su voluntad de la verdad.

Solo teme a quien te haga o lo que te haga a tu alma o principio rector peor de lo que era antes. Así que no dejes de amar a todo el mundo, y perdonar, Dios se caracteriza porque perdona siempre, Dios es la bondad. Haz tú lo mismo con tus cosas.

Lo que predomina en la constitución del hombre es el carácter social, en segundo lugar, el no abandonarse a las pasiones corporales. Lo propio del movimiento racional e inteligente es definirse a sí mismo y no dejarse vencer jamás por el movimiento sensible ni el impulsivo que son los dos animales, el movimiento inteligente resuelve ser el protagonista y no dejarse avasallar por aquéllos.

Basta con que te apliques y quieras ser honroso ante ti en toda cosa que hagas.

Cada cosa ha nacido para algo: el caballo, la vid… ¿De qué te extrañas? También el sol dirá: “He nacido para determinada tarea”, y los restantes dioses… Y tú ¿para qué?¿Para gozar? Mira si esta idea se sostiene. Con razón te pasa esto, pues prefieres hacerte bueno mañana que serlo hoy.

Un abrazo,

Jorge



Madrid, 6 de noviembre de 2003

Querido Enrique:


Que dentro de no mucho tiempo no serás nadie en ninguna parte de estas cosas que ahora ves, ni ninguno de los que ahora viven. Pues por naturaleza todo cambia, se desvirtúa y se destruye, para que acto seguido surjan otras cosas.

Que todo es opinión, y ésta depende de ti. Elimina pues cuando quieras la opinión y, como la bonanza para el que dobla un cabo, todo quedará inmóvil, y el golfo sin olas. Echa fuera la opinión: salvado estás. Porque ¿quién te impide echarla fuera?

No hay que censurar al azar ni reprochar a la providencia. La segunda es ésta: cómo es cada uno desde el punto de partida hasta su animación vital hasta que rinde el alma, y de qué cosas es su composición, y en qué cosas es su disolución.

Has olvidado también que la inteligencia de cada uno es un dios, y de él ha dimanado.

El débil de voluntad es incapaz de imponer sus propias decisiones deliberadas a sus impulsos y compulsiones. La cualidad contraria es la enkráteia o fuerza de carácter. El enkratés o fuerte de voluntad ha logrado el autocontrol, el autodominio y siempre hace lo que decide hacer, sometiendo sus impulsos a sus propias decisiones.

También en nuestros días hay muchos hombres y mujeres que están bastante más gordos de lo que desean, porque carecen de libertad de dejar de comer cuando quieren, aunque no sean los otros quienes se lo impidan, sino una compulsión interna que los impulsa a seguir comiendo, aun contra su voluntad deliberada.

Enrique tienes que defenderte y guardarte de ti mismo. Tienes que enamorarte y tener siempre una chica a tu lado.

Hay que presentar en el presente y hay que pensar que es para siempre. Que si no piensas que el amor tiene continuidad no tiene sentido llamarle amor. Es un "aquí te pillo, aquí te mato".

El amor tiene un componente más que la amistad, es la pasión. Y un compromiso a largo plaza, que es el estar juntos toda la vida.

Así pues, no te enamores de quien te daría vergüenza pasear por la calle. Una relación amorosa es aquella en la que el egoísmo cede el puesto al altruismo, animando al otro a compartir toda la belleza y el amor que sea posible encontrar, y ayudándole a crecer y fomentar su crecimiento.

La sola presencia del otro reconforta, por las palabras o los gestos, sabes que existe mutua confianza, lealtad, admiración y ese goce especial que da simplemente el estar juntos.

Una relación amorosa es confianza y aceptación y crea un tierno y cálido sentimiento de seguridad y contento. Ofrece un apoyo y una fuerza ilimitados a los que siempre se puede recurrir.

Es un intercambio generoso de cariño y dedicación, con una honradez total y una comunicación constante de la que todo abuso está desterrado.

Un abrazo,

Jorge



Madrid, 15 de noviembre de 2003

Querido Enrique:


El amor no es perfecto. Para que lo fuera, las personas que lo sienten, debieran ser perfectas. Habrá encontronazos y discusiones pero el amor seguirá si no hay rencor ni violencia.

No pierdas contacto con el ingrediente de locura que hay en ti. Eso, unido a una gran dosis de cariño, hará que tus relaciones nunca sean aburridas.

Puesto que el amor se puede crear, no hay por qué vivir sin amor. No pienses en lo que puedes obtener de una relación. Piensa mejor en lo que puedes aportar.

Qué suerte tener relaciones con alguien que es amado no solo por ti sino por muchos. Eso significa que has sabido escoger.

Para crear algo que merezca la pena se necesita paciencia y energía. Para formar buenas relaciones hay que buscar mucho. Pero buscar puede ser divertido.

Tú eres el centro de todas tus relaciones. Por lo tanto, tú eres responsable de tu propia estimación, tu desarrollo, tu felicidad y tu realización. No esperes que el otro te aporte estas cosas. Debes vivir como si estuvieses solo y los otros fueran los dones que se te ofrecen para ayudarte a enriquecer tu visa.

Pero a solas, siempre a solas con Dios.

Una relación amorosa exige mucha comunicación, mucha compenetración y mucha ternura.

No seas pesimista, no veas la parte oscura de las cosas y lo negativo tan solo. La vida no acaba es podredumbre, ésta no es la ley fatal del mundo.

Si no tu, pensamiento dentro de ti, te dolerá.

Un abrazo,

Jorge


(se perdieron 22 cartas anteriores a Enrique...que no se han podido aportar en este blog)




CARTAS DEL JUBILEO I
23.01.04

Querido Arturo Díaz del Río:


En este año del Jubileo te voy a escribir unas cartas que me hagan hablar de un testimonio de fe. Hoy te voy a hablar de la fuerza del amor y el cariño, de la voluntad de amor.

En mi brindis de boda el 5 de septiembre de 2003 en la Hacienda de Campoamor (Algete) dije dos frases: "El amor hace que todas las cosas crezcan, y se expandan". "Y en este mundo no hay cosa más maravillosa que amar y ser correspondidos". Todos aplaudieron y lo celebraron.

La pobreza más grande es no sentirse amado, ser rechazado. El factor más humano es cristiano. Algunos evangelizan a través del trabajo social, el amor a los leprosos, tuberculosos, etc... Los enfermos son parte de tu familia. El amor es gratuito y lo demás es basura. Un amor verdadero, que no es dar sino darse, la entrega, a veces sufridora, de uno mismo.

Cristo decía a sus discípulos: "Pobres siempre los tendréis con vosotros". Hoy son los que viven en soledad y en la miseria moral. Hay que estar con ellos. El comunismo y el capitalismo han negado o desquiciado la libertad. Son muchos los todavía esclavos espirituales en el siglo XXI.

A nosotros el cristianismo de las escuelas nos ha educado en un alto instinto caritativo. Digo yo, que será verdad. Nuestro Dios amor es Caridad constante con el vecino.

Pero yo creo que no se debe hacer el bien al malo y que odiar el mal es un bien ético. Esto me aconsejaron los libros y un psicólogo para quitarme tanto dolor que me pesaba mucho.

Pero perdonar, siempre. Dios se dedica a perdonar siempre. Dios es la Suma Bondad.

Yo me he casado. Ya ves, si el final es bueno, todo es bueno. A BATALLAS DE AMOR, CAMPO DE PLUMA FUERON. (Y yo no digo mi canción, sino a quien conmigo va). Ahora estoy alegre, feliz y optimista.

Pero ahora, con la madurez  de 40 años, amplias la capacidad para el sufrimiento de los demás. Acompañarles en su sufrir. Y en el camino de la vida ver lo positivo, porque lo malo ya está dado. Amar la vida y hacer el bien.

¿Cuál es el valor de la vida? La Madre Teresa nos recordó a todos el valor y la dignidad de cada hijo de Dios, creado para amar y ser amado.

¿Y en el invierno, que es la nada, donde nada crece? La alegría en invierno es oración, es fuerza y es amor. Intento que nazcan los otros en mí, como el pasado misterio de la gracia salvífica de la Navidad. Que como un niño el destino cambie para mejor.

Y no seamos incapaces sentimentales con nuestros hijos, démosles besos, abrazos, cariño y afecto. Y con los demás también. Maite nos dice a Andrés y a mí: "amandoos, os haré fuertes". Es todo un gesto generoso.

Un amor sucumbe porque no hay sacrificio, un amor fuerte resiste. En el matrimonio se ve si hay amor o no, o es puro goce. El bien enorme que ha producido nuestra familia es el cariño, esta es la mayor riqueza. En el matrimonio crece la vida y el amor, la esperanza y la ilusión, el respaldo y la confianza, te quieren no por lo que eres sino por ser de la familia. Que el nosotros sea un amor indestructible.

Bueno, un abrazo y un beso a tu mujer

Jorge



CARTAS DEL JUBILEO 2
2.2.2004

Querido Arturo:


Hoy te voy a hablar de la voluntad, de poder hacer cosas. La gente cada vez tiene menos capital social, menos amigos, hay menos tiempo dedicado a los niños, a la comunidad de vecinos, a socializar... Y por este canal informal es por donde suelen llegar muchas más cosas. Las relaciones públicas.

Casi todo es voluntad y esfuerzo, y solo un poco se lo debemos a la inteligencia. La voluntad puede y debe ser un motivo de orgullo, mayor que el talento. Y nosotros con la enfermedad somos abúlicos, y no soportamos el estrés. Pero el valor moral nos debe llevar a vencerlo.

No nos perdamos. Debemos decidir qué es lo que no vamos a hacer, y entonces dedicarnos con vigor a lo que debemos hacer. No hay merecimiento donde hay debilidad, impotencia y desaliento. Hay vida o no hay vida. Y esto es tener un poder personal que podemos compartir y jugar como hacen los políticos.

Nada es tan difícil que no se pueda conseguir con voluntad. Una sucesión de pequeños actos de voluntad consigue un gran resultado. O somos libres o somos esclavos. Hay que vencer todas las dificultades, y gozarnos con ello. En el día a día.

Si alguien está junto a ti es que vales. Quieren estar juntito y en la intimidad contigo. Algo habrás hecho, habrás trabajado, habrás ayudado... Eres dueño de tu destino, en un estado de paz y de equilibrio psicofísico.

El estar enamorados es un poderoso influjo para cambiar la vida. La vida es insoportable sin tu esposa, esa otra persona que descubres que es única. El otro es una visión mística, es un ser divino. Y amar es verse como otro ser nos ve, es reconocerse en esa imagen deformada y sublimada que tan generosamente nos brinda.

Tienes que hacer tu historia. Te mando unas fotocopias para que aumente tu capital social y tu estado de racional y voluntario bienestar.

Bueno, un abrazo, y ya van dos cartas, hasta la próxima, y un beso a Lala, de vuestro amigo

Jorge



CARTAS DEL JUBILEO 3
5.02.04

Querido Arturo:


Hoy voy a hablarte de Dios.

De qué terrible abismo fui sacado por la mano de Dios. Bajé al infierno, y allí estaba él presente para ayudarme.

Parece que por la ciencia no hay lugar para Dios, y que él no ha creado las cosas. Por Dios todas las cosas son. Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Él es toda nuestra salvación y la esposa a la que nos ha advocado.

Para mí Dios está en el interior de nuestra mente en forma de duendecillo negro o semilla del bien: háblale, mímale y déjate guiar. Dios no está fuera, ni en el Sol sino en nuestro entendimiento a modo de aviso constante, cuyo golpecitos son los pensamientos, mandatos agustinianos o cabellos de Dios, o la ratio superior.

Dios es verdad, el alma es la memoria de la verdad y Dios pone los palillos, o entablilla el alma. Yo soy en mi Dios. ¿Y quién es Dios fuera de nuestro Dios? Nuestras esposas.

Y nuestro corazón se siente inquieto hasta que no descansa en Dios. Que no se retire su rostro. Quien le busca le encuentra, y luego le elogia.

Dios está muy oculto y muy presente. ¿No constituye una mediocre miseria el no amarle? Dios se resiste a los soberbios. Pero teniendo una esposa, vuestro Dios es vuestra esposa. Pero a solas, a solas estamos con Dios. Dios es nuestro refugio y asilo en el exterior y en casa, en el hogar es nuestra esposa.

Pero un Dios en nuestra mente nos hará sentirnos muy culpables. Dios observa de cerca nuestras iniquidades, ¿quién podrá soportar la prueba? Nos sentiremos muy culpables, y nos destruiremos analizando todo lo que hacemos.

¿Entonces dónde colocar a Dios? Ese Dios que tantas veces ha amnistiado la impiedad de nuestro corazón.

El bien no sale de Dios sino de nuestra esposa y de nuestra voluntad. Por eso debemos elegirla bien. Recibimos la existencia de las mujeres. Nuestro destino se decide en quien metemos en la cama. Las madres son superiores a los hombres.

Yo no soy puro, mi materia es como el barro. Y sin embargo es Dios, nuestro Dios interior quien nos anima a amar a nuestras mujeres.

Más que rezar, hay que tener voluntad y esperanza en el bien común  que procuran las leyes. Se pueden meditar los libros y entrar en las iglesias también. Que la mejor oración sea el sudor de nuestra voluntad.

Nos perdemos, si pecamos y no luchamos

Bueno, un abrazo y un beso a tu mujer Lala

Jorge



CARTAS DEL JUBILEO 4
12.3.2004

Querido Arturo:


No he ido a la manifestación porque teníamos que estar con Andrés. Sentimos luto, en un día gris, donde el cielo llora pero nos sentimos más humanos y solidarios.

Mi razón quiere violentar la fe y hacerla suya. Pero no hace falta, la idea de Dios también es fácil de asimilar.

Obra mientras puedas y deposita tu confianza en Dios. Temo perjudicar a aquél cuya única ayuda es Dios. Por tu generosidad con los demás te llegan las cosas de Dios, Sus Gracias premiadas. Complácete en tu inteligencia y en tus anteriores buenas obras, nadie te despojará, si eres responsable de las del prójimo. Morir con resignación requiere una vida ejemplar. No se puede llegar el hombre al caso divino, sino por medio de cosa divina, esto es por obras encomendadas de Dios.

No tanta soberbia. Un poco de humildad. Porque eres polvo, y por Su infinita bondad te concedió la vida y delectaciones, por lo que le darás las gracias. Pero no temer a nadie, tener confianza en Dios, conformidad con sus designios y entrega a Él, esperar en Él, cuando ya no te quedan respuestas. ¿Qué se entiende por confianza en Dios? Contar con Él en todas las cosas y consolarse en Él. Esto haría yo, humildemente y esperanzadamente, intentando confiar en mí y en él, aplicando la razón a lo que no puedo renunciar, y la fe, si hubiera perdido a alguno de mis seres más queridos en la masacre de Madrid-Atocha-Henares de más de doscientos muertos y mil quinientos heridos.

Pero, ¿el verdaderamente sabio y confiado en Dios es aquel que se complace en los designios divinos, cuando vienen y cuando se van?¿Yahvé no permitirá jamás que el justo vacile?

No lo sé, vacilo, soy débil, y me cuesta responder de verdad a esto, cuando veo a los familiares de las víctimas en el Tanatorio, en la tele...

Bueno un abrazo y un beso a vosotros

Jorge



CARTAS DEL JUBILEO 5
13.abril.2004

Querido Arturo:


Espero que estéis todos bien y que os haga buen tiempo en Santiago de Compostela.
Hemos hecho en un mes dos cortos viajes a Soria y a Aracena (Huelva), y hemos tenido una avería en el cristal del conductor del coche. No podemos ir ahora pero pronto nos veremos, te lo prometo.

Ahora voy a escribirte sobre literatura, para que te animes a escribir y así memorices todos tus sentimientos y recuerdos.

Las palabras son como notas musicales, éste es uno de los secretos de la poesía, rima y prosa poética. Te animo a que escribas y a que me mandes escritos literarios, cuentos o relatos, etc.

La palabra tiene un significado colectivo e implica una relación social. El ser ahí auténtico es lo que es su ahí, y lo demás también está en él. Él es el centro narrador.

Se preguntaba Heidegger: "¿por qué el ser y no más bien la nada?. Por eso hay que escribir para luchar contra la nada y contra la realidad que nos atenaza todos los días.

La obra de arte es aquella que supera la dura prueba del tiempo, y que se sigue comentando a pesar de los muchos años que pasan, como el Quijote de Cervantes y la Celestina de Fernando Rojas.

Para escribir hay que hacer lecturas de libros y hacerte así tu propia tradición que te servirá (primero se imita y luego se crea). Hoy se lee muy poco por causa de la tele (en el 2012 habría que decir del móvil) y así se pierde el lenguaje y perdemos hasta el habla, y nos dejamos morir en soledad; y decimos tacos rápidos cortando el lenguaje porque no queremos esforzarnos en hablar y perdemos el sentido del humor y de la ironía porque no somos creativos... Y quizás el catalán y otras lenguas desaparezcan pronto si la inmigración no las habla y se pierda otra nación.

Ejermplos de literatura:
El haiku japonés es la flor de almendro de un día, es corto, un suspiro tal vez: El hayedo se pone de mil colores/ naranja, marrón, amarillo.../ Es otoño.
Chateaubriand inventa la prosa moderna con la paráfrasis (dando uno vueltas alrededor de una frase).
Y ahora se ha descubierto que El Lazarilo de Tormes no es una carta anónima sino una declaración judicial de Alfonso Valdés (1530). El autor puso unas vivencias del mundo con la intención de que parecieran naturales y así engañar al lector (por eso no podemos comparar, porque todo el libro es una simulación o mistificación).

Bueno, anímate a escribir, y no sufras más produce y pasea para ello para pensar, piensa y escribe, y descansa... (vacíate para llenarte de arte, sin obsesionarse y controlando la agudeza de nuestro ingenio y de nuestro duende interior mental sin insomnio)

Un abrazo y un beso a Lala y aliméntate bien de todo

Jorge



CARTAS DEL JUBILEO 6
3.mayo.2004

Estimado amigo:


Arturo, cómo enseñarte a maximizar tu propia felicidad. ¿Qué te produce dolor, por qué no lo desechas de ti? Por qué te sientes tan mal, ¿qué te pasa?¿No podrías aumentar la felicidad de la comunidad que te rodea, conteniendo un poco tu dolor? Te recomiendo la filosofía y que te vuelvas a leer a los estoicos y a los epicúreos, y que recuerdes el sentido ético del amor del cristianismo.

¿Qué es más importante la inteligencia o el amor? Adónde quieres llegar, la base está en el amor y luego en la prudencia del intelecto. Yo tampoco puedo ser tu salvación, la salvación está dentro de ti. Tu pasión te arrastra, el volver a hurgar en la llaga, te impide ser feliz. Cuida de los que te rodean y te quieren bien, sé útil a los demás, haz el bien, no vuelvas a enfermar más. Desecha de ti todo lo que te hace caer, la carga es demasiado pesada.

La prudencia es no romper la armonía de las cosas y uno de los predicados esenciales de la felicidad es la estabilidad. Si no tienes oído para oír, es tu problema y está cegado por el sinsentido y la locura. Ten paciencia y deja en manos de Dios la solución, ten paciencia, ayúdate tú también, que Dios se va a cabrear... Y cuando llega el cambio brusco entonces ya no hay solución. Solamente te digo que no desconfíes de tu mujer (la desconfianza, síntoma de la enfermedad) que te soporta tus enfermedades y vicios morales. Y que la ames como ella te ama a ti, y que os divirtáis y vayáis a bailar.
Es más, yo te diría que no seas tan narciso y egoísta (conozco bien nuestras debilidades) y procures ser más virtuoso (lo cura la edad), ¿acaso has sufrido más que todos los enfermos de este mal?

En la Biblia se nos dice que Cristo se convirtió en un nuevo hombre, un hombre que llevaba dentro, y que todos deberíamos intentar eso, ser unos segundos mejores hombres, o la basura que hay en nosotros deja de existir o seremos nosotros los que corrompidos dejaremos de existir, no aceptar todos los desastres a cambio de nada...

Porque no hay paz sin paz interior...

Un saludo

Jorge



No hay comentarios:

Publicar un comentario