julio 28, 2012

LIBRO DE ORACIONES ISRAELITA


BENDICIÓN DEL AGRADECIDO

El que hace un viaje, el que se cura de una enfermedad, el que sale de la cárcel y todo aquél que se libra de un mal, debe decir lo siguiente:

Alabad al Eterno que es Bueno, que para siempre es Su Misericordia.

Alaben al Eterno Su Misericordia y Sus Maravillas que hace para con los Hijos del hombre.

Bendito seas, oh Eterno, Dios nuestro, Rey del Mundo que haces bien con los seres vivos y que a mí me hiciste bien.

El oficiante responde:

El Todopoderoso que te hizo bien, El te premiará siempre con bien. (Sélah) !


SALMO DE SUCOT

Roca mía, ¿Por qué Te has olvidado de mí?¿Por qué andaré yo enlutado por la presión del enemigo? Mientras se están quebrantando mis huesos, mis enemigos me afrentan, diciéndome cada día: ¿Dónde está tu Dios?


SALMO DE PESAH

Dios nuestro y Dios de nuestros padres, renuévanos este mes para bien y para bendición, para gozo y para alegría, para salvación y para consuelo, para alimentación y para nutrición, para perdón de pecado y para expiación de delito. Y sea este mes, final y término a todas nuestras angustias; principio y cabeza para el rescate de nuestra alma; pues,


MUSAF DEL PRIMERO DE MES

El Eterno está conmigo y no temeré lo que me haga el hombre.

Castigar, me castigó el Eterno, más a la muerte no me entregó. Abridme las Puertas de la Rectitud, entraré por ellas, alabaré al Eterno. Esta Puerta del Eterno, los Justos entrarán por ella. Te alabaré porque me has oído y me fuiste por salvación.
La piedra


KIDDUSH DEL SÁBADO POR LA MAÑANA

Te confesamos, oh Dios y Dios de nuestros padres, que Tú eres el Eterno, nuestro Dios, y lo has sido de nuestros padres eternamente. Nuestro Creador, Creador de nuestra vida y el Escudo de nuestra Salvación. Te lo confesaremos y Te lo contaremos con Tus Alabanzas por todas las generaciones; porque nuestras vidas dependen de Ti y están en Tus Manos; por nuestras almas que dependen de Ti, por todos Tus Milagros que en cada día nos haces; por todas Tus Maravillas y Tus Bondades que en todo momento, tarde, mañana y mediodía nos haces; por el bien que nos haces de no finalizar Tu Clemencia. Dios Piadoso, que no se terminan Tus mercedes, y de

Tú creaste Tu Mundo de antes. Terminaste Tu Obra en el Séptimo día. Nos escogiste de entre todas las gentes y nos quisiste más que todas las lenguas. Nos has santificado con Tus Preceptos y nos has acercado, Rey nuestro, a Tu Servicio. Tu Nombre Grande y Santo sobre nosotros invocaste. Nos diste, oh Eterno, Dios nuestro, con amor, Sábados

Tu Nombre eternamente. Grande es el Señor y Digno de Alabanzas Supremas; Su Grandeza es Inescrutable. De generación en generación se narrarán Tus Obras, y Tus Valentías se anunciarán. La hermosura de la Gloria de Tu Magnificencia y Tus Hechos Maravillosos, hablaré. Y la terribilidad de Tus Valentías dirán los hombres, y Tu Grandeza la contaré. La memoria de la multiplicidad de Tu Bondad reproducirán, y Tu Justicia cantarán. Clemente y Misericordioso es el Señor, Bueno es Dios para con todos y Sus Misericordias sobre todas Sus Obras. Alábente, oh Dios, todas Tus Obras, y Tus Santos Te bendigan. La Gloria de Tu Reino digan, y hablen de Tu Fortaleza. Para dar a conocer a los hijos del hombre Tus Valentías y la Gloria de la Magnificencia de Tu Reino. Tu Reino es Reino de todos los siglos, y Tu Poder en toda generación y generación. Sostiene Dios a todos los que caen y levanta a todos los oprimidos. Los ojos de todos esperan en Ti y Tú les das su comida en su tiempo. Abres Tu Mano,

Que el Rey del Mundo, os bendiga, y os haga merecedores. Que reciba con facilidad vuestras adoraciones. Que os libre y os preserve de toda angustia y de toda aflicción. Que la Asistencia del Eterno sea con vosotros, que os proteja y que extienda la Nube de Su Paz sobre vosotros. Que siembre entre vosotros el amor, la fraternidad, la paz y la amistad. Que aleje de vosotros la envidia y el odio. Que rompa el yugo de las gentes de vuestra cerviz. Que confirme en vosotros lo escrito: "El Eterno, Dios de nuestros padres os aumente millares de veces; que os bendiga como lo que habló a vosotros. (En los diez días de penitencia se dice: "Que os inscriba el Todopoderoso en el libro de vida buena").

"Te Santificamos y hacemos extender Tu Gloria, como lo hacen en su lenguaje secreto, misterioso y dulce, los Santos Serafines, los que triplican Tu Santidad. Y así, está escrito por

Bendito seas, oh Eterno, Dios nuestro, Rey del Mundo, Autor de la luz y Creador de la oscuridad, Hacedor de la paz y Creador de todo. Todo Te alabará y todo Te glorificará, y todos dirán; No hay Santo como el Eterno y todos Te exaltarán siempre. Creador de todo, Dios que abres todos los días, las puertas del Oriente y hiendes las ventanas del cielo; que sacas al sol de su lugar y a la luna del lugar de su morada, y que alumbras al Mundo entero y a sus habitantes que creaste con la Condición Divina de la Clemencia. El Que ilumina a la tierra y a los que en ella habitan con Clemencia, y con Su Bondad renueva cada día la Obra de la Creación. Cuán múltiples son Tus Obras, oh Eterno, todas ellas, las hiciste con Sabiduría; la tierra está llena de Tus Pertenencias. Desde el origen has sido el Rey Eterno, Único, el Alabado, el Glorificado y el Exaltado, desde toda la Eternidad. Dios del Mundo, con Tu Clemencia Grande, apíadate de nosotros; Señor de nuestra fuerza, Roca de nuestro refugio, Escudo de nuestra salvación, Protector nuestro. No hay nada comparable a Ti, y no hay existente sin Ti, todo pasa excepto Tú;

El don de su Profecía, lo dio Dios a Sus hombres elegidos y bienamados.
No se levantó otro Profeta en Israel, como Moisés, que vio a Dios, cara a cara.
Si no estuviera Dios con nosotros, diga ahora Israel. Si no estuviera Dios

Bueno es alabar al Eterno, y cantar Salmos a Tu Nombre; oh Altísimo! Anunciar por la mañana Tu Misericordia, y Tu Verdad en las noches. En el decacordio y en el salterio, en tono suave con el arpa. Por cuanto, me has alegrado, oh Señor, con Tus Obras; en las Obras, oh Señor! Muy profundos son Tus Pensamientos. El hombre necio no sabe y el insensato no entiende esto. Que brotan los impíos como la hierba, y florecen todos los que obran iniquidad, para ser destruidos para siempre. Mas Tú, oh Eterno, para siempre eres Altísimo. Que he aquí Tus enemigos, oh Eterno, que he aquí Tus enemigos, se perderán, serán disipados todos los que obran maldad. Empero, Tú enaltecerás mi cuerno como el del unicornio; seré ungido en aceite fresco. Y mirarán mis ojos sobre mis enemigos, de los que se levantaron contra mí, de los malignos,

Padre nuestro, Padre Piadoso, muéstranos una señal para bien y reúne a nuestros dispersos de las cuatro partes del Mundo, que sepan y conozcan todos los idólatras, que Tú eres nuestro Dios y nuestro Padre. Nosotros somos el barro y Tú eres nuestro Creador y somos todos la Obra de Tu Mano. Padre nuestro, Rey nuestro, Creador nuestro, Redentor nuestro, apíadate, oh Dios, de Tu Pueblo, y no des más a Tu Heredad, por oprobio y por sumisión entre los idólatras. Por qué dirán las gentes, ¿dónde está su Dios? Sabemos, oh Dios, que hemos pecado y no hay quien se mantenga ni quien se pare en nuestro favor, excepto Tu Nombre Grande que nos puede proteger en la hora de angustia; y como se apíada un padre de sus hijos, apíadate de nosotros, sé Clemente con Tu Pueblo, y apíadate

Y Él, que es Misericordioso perdonará los pecados y no destruirá, y mucho detendrá su ira y no encenderá todo Su enojo, Dios nuestro, no apartes de nosotros Tu Misericordia; Tu Gracia y Tu Verdad me protejan siempre. Sálvanos, oh Dios nuestro, y júntanos de entre las gentes, para que alabemos Tu Santo Nombre y nos gloriemos en Tu Alabanza. Si los delitos mirares, oh Dios,

Oh Dios nuestro y Dios de nuestros padres, no nos extermines, y recoge Tu Mano en la Justicia. Cuando se presente ante Ti nuestra deuda, nuestro nombre de Tu Libro

Estamos acribillados de males, se ha debilitado nuestra fuerza de angustia; hemos descendido mucho y hemos decaído hasta llegar al suelo. Oh Piadoso! así es nuestra condición, duros de cerviz y rebeldes somos. Exclamamos con nuestra boca: Hemos pecado; torcido y perverso es nuestro corazón. ¡Todopoderoso! Tu Clemencia y Tu Perdón, de siempre han sido reconocidas en Ti. Aleja el mal, y extiende Tu Misericordia. No te encubras en momentos como estos, pues en una angustia grande nos encontramos. Sea conocida a los ojos de todos, Tu Bondad y Tu Misericordia con nosotros. Cierra la boca del Satán, y que no se nos enfrente, enfurécete con él y que se enmudezca.

Ten piedad de nosotros, que estamos saciados de desprecio. En Tu ira recuerda, oh Señor, el amor de Abrahám. En Tu ira, oh Señor, recuérdate del sacrificio de Isaac. En Tu ira, oh Señor, recuérdate de la sinceridad de Jacob. Oh Dios, sálvanos, oh Rey, respóndenos en el día en que Te invocamos. Pues Tú conoces nuestra formación, recuerda que polvo somos, ayúdanos, Dios de nuestra salvación, por el amor de la Gloria de Tu Nombre, y sálvanos y perdónanos nuestros pecados por Tu Nombre.

Padre nuestro, Rey nuestro, Tú eres nuestro Padre, Padre nuestro, Rey nuestro, no tenemos otro Rey más que Tú. Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros, Padre nuestro, Rey nuestro.

Te confesamos, oh Dios, y Dios de nuestros padres, que Tú eres nuestro Dios y lo has sido de nuestros padres, eternamente. Nuestro Creador, Creador de nuestra vida, y el Escudo de nuestra salvación. Por todas las generaciones, Te lo confesaremos y contaremos Tus Alabanzas, porque nuestras vidas dependen de Ti y están en Tus Manos; y por nuestras almas que dependen de Ti; y por todos Tus Milagros que en cada día nos haces; por todas Tus Maravillas y Tus Bondades que en todo momento, tarde y mañana y mediodía; por el bien que nos haces de no finalizar Tu Clemencia; Dios piadoso, que no se terminan Tus Mercedes; y de siempre hemos tenido esperanza en Ti.

Confesamos, que Tú eres siempre nuestro Dios y Dios de nuestros padres, Dios de toda criatura, nuestro Creador, Creador de todo; bendiciones y alabanzas daremos a Tu Nombre Santo, porque nos da la vida y la existencia. Así, haznos vivir, Ten piedad de nosotros, reúne a nuestros cautivos, y llévalos a los atrios de Tus Santuarios, para guardar Tus Preceptos,

En el verano se dice Barejenu; y en el invierno se dice Barej Halenu.

En el verano: Bendícenos, Señor, Dios nuestro, en todo el trabajo de nuestras manos; y bendice nuestro año, con rocíos de voluntad, de bendición y de regalo. Y sea su final, de vida buena, de hartura y de paz, como los buenos años bendecidos; pues Tú eres Bueno y haces bien y bendices los años. Bendito seas, oh Señor, que bendices los años.

En el invierno: Bendice, oh Dios, este año y a todos los productos de sus cosechas, en bien. Da rocío y lluvia de bendición sobre toda la faz de la tierra, y riega toda nuestra morada; harta a todo el Mundo de Tu Bien y llena nuestras manos de Tu Bendición, y de la abundancia de los regalos de Tu Mano; cuida y salva este año de toda cosa mala, de toda especie de daño y de toda especie de inclemencia; y llénalo de esperanza buena y de final de paz; apiádate y sé Clemente con ella y con todos sus productos y frutos, y bendícelo con lluvias

Cúranos Señor y seremos curados, sálvanos y seremos salvados, pues Tú eres nuestra Esperanza. Y prolonga Tu Cura, y remedia todas nuestras enfermedades, todos nuestros dolores y todas nuestras heridas, pues Tú eres, Dios Clemente y Creído. Bendito seas, oh Dios, que curas a los enfermos de Tu Pueblo Israel.

Tú nos has dado, oh Dios, ciencia y discernimiento, Tú nos has encargado que distingamos entre lo Santo y lo profano, entre la luz y la oscuridad, entre Israel y los idólatras, entre el Séptimo día, de los seis días restantes laborables. De la misma forma, nos has separado, oh Dios, de otros pueblos y de otras familias de la tierra, así libéranos y sálvanos, de instinto malo, de tropiezo malo, de sentencias duras y malas, que sobrevienen al Mundo. Hasta aquí

Dótanos de ciencia, inteligencia y saber. Bendito seas, oh Dios, que concedes el saber

Haznos volver, Padre nuestro, a Tu Ley, acércanos, Rey nuestro, a Tu Servicio, y haznos que hagamos

Y Eres creído, de que Tú resucitas a los muertos (HOBHE). Bendito seas, oh Dios, que resucitas a los muertos.

(74) "OYE, ISRAEL, EL ETERNO ES NUESTRO DIOS, EL ETERNO ES UNO!"
(En voz baja) "BENDITO SEA EL NOMBRE DE SU GLORIOSO REINO, ETERNAMENTE" (Hasta aquí).

"Y amarás a Tu Dios de todo corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. Y serán estas palabras que Yo te mando hoy, grabadas sobre tu corazón. Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas, cuando estés en tu casa, cuando vayas por el camino, en tu dormir, y en tu despertar; y las atarás por señal sobre tu mano, y serán por frontales entre tus ojos; y las escribirás sobre los umbrales de tus casas y en tus portales. Y será, si obedecer obedecieres a Mis Preceptos que Yo os ordeno, hoy, amando a vuestro Dios, y sirviéndolo con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma, y daré la lluvia




________________________



COMENTARIOS DE HOBHE:

Ese Dios que viene a visitarme por las noches resulta que es judío y que se compadece de mi leprosería y que me lleva por derroteros de agobio y desgarradores porque mi cuerpo es jacobita y sansonita y lo mismo de Maltratador lo hace con sus ángeles y no está para perder el tiempo con confetis para los que le adoran y por eso llevamos la marca del estigma que resulta realzante.

Por qué me escrutas Señor

El Dios judío tiene la mitad de Demonio y la otra mitad del Dios cristiano.

Es un Dios celoso y Protector, que ve cómo constantemente están los seres humanos, sus hijos que pueden ser a imagen y semejanza suya, pues bien siempre desordenando y devastando su campo en la Tierra.

A Dios se le mima y se le cuida. Eso hacen los judíos. A veces con un Desconocimiento del Dios Judío al que invocan como Misericordia.

Y me duele y me duele y me duele, y sigo haciéndolo, esperando que sea Dios quien dé la cara por mí y desmienta lo que digo, pero no hace más que afirmarlo, y por qué hace eso y viene en rescate para que yo no sea humillado en ser rescatado, y tan digno como me tiene, ya sé sí, que los demás se caerán de culo de la mesa de su altar.

Tan obsesivamente unidos a Dios que no dejamos resto para los demás.

Yo quiero la empresa de Jesús. Por eso participo de la Eucaristía.

Nosotros no teníamos a Dios Padre pero teníamos a los sacerdotes haciendo de padres que nos lo enseñaron todo.

Dejarse a la sintonía de Dios es no tener consciencia y tener la del vaivén de los dioses y de nuestro Dios salvador.

Me dirás cómo se acerca Dios a mí pues te diré con la Heroicidad de la 5ª Symphonie de Beethoven.

Dios no anda por los Países del Este pero como le dé por pasear por allí se van a enterar.

A los indios les dio mucho el sol de lleno cuando se mezclaron con los españoles.

Los médicos solo están preocupados en hacer defecaciones completas.

Me hubiera gustado ser un pícaro como Guzmán de Alfarache para tratar a la gente como es debido.

Los catalanes son unos tomatones/ que están por todas partes,/ y cuando los pisas,/ se encogen,/ y pringan,/ pero que si no los untas de dinero no están a gusto,/ y miran que el tomate sea perfecto,/ verde como el dinero/ y rosado como la cara de vergüenza que tienen y tratan de disimular,/ y aun embarrados no se echan a perder.

Cómo castigar a los que se corrompen, cómo castigar a los aprovechados catalanes, alemanes, norteamericanos, suizos y judíos que no tienen en cuenta a sus vecinos y a quienes comparten la tierra sino despojándolos de toda la dignidad que ostentan y dejando que se pudran a la sombra y que se sequen al sol de su rectificación.

Solo el benefactor puede tener una buena esposa.

Cuántos han soportado las injusticias de los diversos mundos en que han vivido, y se han revuelto a jirones con los demás y no han conseguido más que los tachen de pirados y de excéntricos, a esos que se aniquilaron a sí mismos como locos por no participar de la farsa de la sociedad, quiero decirles que aquellos que los tacharon así, han perdido el billete del viaje, y han sido desalojados en la cuneta en un mundo deshabitado, y se encuentran aún más desorientados que los que se negaron a subir al trenecito de la comedia humana y se fueron por otro camino.

Las piernas de futbolista que tenían las mujeres del ayuntamiento de Madrid que parece que salían del Guernica corriendo por los desmanes de Rato Turco, Rato Ladrón y Rato Tartufo, que habiendo estado en el FMI tenía más delitos contra la sociedad madridista, y no va a haber un armisticio y cesación final de hostilidades contra este Alí Baba y los 140 ladrones más de Caja Madrid por mucho que el submarino se llame Bankia.

La bandera de España de la plaza de Colón se puede caer porque ahora la tenemos en nuestros balcones, el Rey se puede caer porque le queremos más, las autonomías se derriten en este verano como cucuruchos y sorbetes, el Peñón por un terremoto puede hundirse, los turbantes pueden absorber para dentro y momificar el rostro, hasta los comercios chinos pueden cerrar, y las mujeres ya no atraer a los hombres, los bancos pueden ser el tránsito de la muerte, el sol nos odia y la luna nos domina, y solo un Dios nos madruga y nos levanta todos los días con un olor a cuerno quemado.

La otra cara del espejo de España está en Australia donde llevamos el canguro portugués en el saquiño y damos saltos sobre Europa, África, América y Asia.

Los que hacían la sardana han querido hacernos un aurresku desde el norte y luego han venido los del fandango del sur a apuntarse y el tablado se ha hundido en el Teatro Español, y esto ha ocurrido toda la vida que el público madrileño está harto.










No hay comentarios:

Publicar un comentario