diciembre 29, 2014

LA EUROPA ESPAÑOLA IV

Los petreles son las aves de las tormentas con su plumaje de color hollín, permanecen todo el año en alta mar, vuelan a ras de las olas y ocasionalmente descansan en el agua, son voraces y agresivas con otras aves para robarlas y devorarlas, son ganchudas y poderosas y de vuelo de incomparable potencia, capaces de resistir a las tempestades más violentas, cuando vienen a la isla se reproducen en acantilados solitarios e inaccesibles, y por eso demos gracias a Merkel y a los alemanes por la confianza de venir a Santiago de Compostela.

Todos los meses llegan remesas de dinero a todos los tentáculos del Estado, los bogadores empujan la embarcación hacia cuotas de recaudación de mayores pasajeros y mayores distancias, Europa hace de cabrestante en las mareas negras y las rémoras de excesos de inmigración y ascensos de vejez en la población se solventan siempre que se viva en tiempos de paz en el Rhin y Bruselas aplique los correctores pertinentes a las cuencas mediterráneas del Sur.

El teólogo dominico Francisco de Vitoria justificó la intervención española en América si se impedía la libre circulación de personas-ideas-y bienes y también nació con él el concepto de soberanía popular y el derecho de los pueblos a existir-y libremente comunicarse-y comerciar frente a la política imperialista-absolutista-y colonial de España que no debía haber expulsado a judíos y moriscos ni desposeer-y explotar a los indios americanos pero ni el ministro del interior ni el ministro del exterior vieron estos valores y quiero pensar que como la muerte venía pronto no había tiempo para la confraternización y en los misterios de la política hay que ver la esperanza de vida de los súbditos y sus vástagos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario