octubre 09, 2015

LOS PATRIOTAS DE JOSÉ LÓPEZ Y LÓPEZ

En las circunstancias por que atraviesa España, la palabra "patriota" se aplica con mucha frecuencia para enaltecer los méritos de algún ciudadano que, al parecer de otros, ha realizado hechos bastante patrióticos.

Ahora falta saber si los tales hechos recaen o no en beneficio de la patria.

Defender a la patria es: procurar el mayor progreso de ella y de sus ciudadanos; procurar que nadie haya de abandonarla porque le falte el sustento; hacer lo posible porque desaparezca el hambre y la miseria; educar al pueblo con arreglo a las leyes de la Pedagogía moderna, y evitar el sinnúmero de analfabetos que hoy existen; no consentir que quienes abandonan a sus padres para incorporarse al ejército, tengan que morir por defender intereses de que otros se han de aprovechar.

En una palabra procurar la mayor suma de felicidad a todos los que conviven con uno, es defender a la Patria.

Pues bien, la palabra "patriota" se aplica hoy al que hace todo lo contrario.

Hoy se llama patriotas a los que en vez de querer el progreso de la patria se oponen a que progrese, y quieren retrotraerla a tiempo odiosos.

A los que en vez de evitar que sus compatriotas abandonen la patria por no tener donde vender sus brazos, disfrutan de vastos terrenos dedicados a la caza.

A los que pretenden terminar con el hambre por medio de la humillante limosna, y en vez de educar al pueblo, lo hacen ignorante y supersticioso.

Patriotas se llaman también, no solo a los que no educan al pueblo, sino a los que asesinan a quien pretenden educarlo.

A los que mandan a millares de ciudadanos a morir por una causa que solo procura provechos a unos cuantos ricos.

A todos, en fin, los que viven del trabajo ajeno, se los llama hoy patriotas; porque no se me diga que los soldados fueron a la guerra por defender la patria.(Nota de Jg: guerra del Rif)

¿Quién negará que si a cuantos van a ingresar en el ejército se les dijese a lo que iban no ingresarían?

Si nuestros gobernantes les dijesen a lo futuros reclutas "Venid a filas; os queremos por si algún día vuestros padres o vuestros hermanos pretenden rebelarse contra las injusticia que nosotros cometemos, no tengáis inconveniente en fusilarlos; para que si algún día los obreros, los que son sangre de vuestra sangre se declaran en huelga, vosotros los suplantéis; para que si nosotros tenemos un quimera con lo gobernantes de allende las fronteras, vayáis a combatir adonde os lleven contra los soldados que los otros gobernantes manden, aunque entre aquellos soldados y vosotros no se haya cruzado una sola injuria".

Si todo esto se les dijese y a la vez les permitieran acudir o no, según su voluntad, entonces veríase cuán pocos irían a filas.

Hoy los antipatriotas, según los burgueses, somos los socialistas, porque queremos no nuestro bien, sino el de toda la humanidad.

Se nos tacha de antipatriotas porque queremos hacer desaparecer la emigración y que se cultiven los miles de kilómetros de tierra que hoy se dedican a caza; porque queremos educar al pueblo con arreglo a leyes naturales, haciendo de este modo hombres libres capaces de defender hasta lo último sus derechos de tales; porque protestamos -basándonos en la doctrina que los ricos explotan- contra la muerte de Francisco Ferrer y de todos los que han sido víctimas de una legislación mortífera, por los que quieren ostentar el título de patriotas.

Se nos llama antipatriotas porque protestamos igualmente contra el hecho de que a un hombre se le haga abdicar de su libertad y su albedrío y se le convierta en máquina de matar a sus semejantes.

Porque queremos que desaparezca esta sociedad burguesa donde impera la injusticia, la hipocresía, la miseria y el hambre, para implantar otra en la cual no se conozca más que el Amor, el Trabajo y la Justicia.

Lo verdaderos patriotas, los único que podemos ostentar ese nombre somos los socialistas, precisamente los tildados de anitpatriotismo por los burgueses, porque queremos el bien de la patria, no de esa patria mezquina de los "patriotas" de seis mil reales, sino de la gran patria universal, del mundo entero, de la patria de todos los oprimidos..





Revista Vida Socialista
1910

No hay comentarios:

Publicar un comentario