April 09, 2016

LA SOLEDAD DAÑA

Mi fuerza, mi mucha fuerza...

Es feo pasar por la soledad nadie desea ni transitar por ella. A no ser que tenga adicción a la soledad y se haya curtido en soledad. Eso...

La soledad es uno de los estado más temidos de los humanos. Y si es con relaciones conflictivas con los demás ni te cuento. Ante los problemas mayor dificultad para superarlos.

Los pensamientos negativos de la soledad. Y tener una visión optimista de la vida. Entre los solos cuantos raros.

La salud mental es afectada por el estrés y la soledad.

Las relaciones se miden por la calidad no por la cantidad, por la cercanía que las tenemos no por la artificialidad. Por unas relaciones estrechas.

Lo que afecta a tu mente y a tus emociones repercute en tu salud física.

En el tiempo en que estamos inmersos en apoyo social a nosotros y a los demás. De nada vale el número de contactos mantenidos en las redes sociales sino intimamos.

Que no haya distancia mucha con los demás. Si cocinamos para otras personas lo haremos con más condimentos que para nosotros mismos.

Los individuos solitarios se cuidan menos, se inflaman más, repercutiendo en enfermedades coronarias, el alzheimer y el cáncer consecuencia derivada de la tristeza. Así pues solos pero divertidos.

El dolor social en el cerebro es como el dolor físico.

Esa soledad incómoda no va haciendo raros y destruyendo por dentro y gripándonos. Un problema más grave que la obesidad y el abuso de sustancias.

Las relaciones familiares son nucleares que no se extienden. No solo viejos, niños y adolescentes experimentan la soledad. Cuando la soledad no se maneja de manera positiva puede llevar a la muerte y el suicidio.

Alguien piensa que nunca estás sola, y que Dios te acompaña. Pero Él quiere que lo vivas con otro.

Mejor solo que mal acompañado. Pero cuando dejas una pareja sabes que la dejas rota en la soledad. No te gusta ir por ahí desgraciando por no tener una idea clara de compañía y libertad.


No comments:

Post a Comment