noviembre 02, 2015

LAS TENTACIONES DE JESÚS

¡EL ES MI HIJO QUERIDO!
¡EN ÉL TENGO MI CONFIANZA!
¡ESCUCHADLO!

UN VEZ ME VI EN LA
CIMA DEL TEMPLO.
"TÍRATE DESDE ARRIBA -ME SU-
GERÍA EL DEMONIO-, NO TE HARÁS
NINGÚN DAÑO...
SI ERES EL CRISTO, DIOS
TIENE LA OBLIGACIÓN DE PROTE-
GERTE. Y ENTONCES LA GENTE
SE VOLVERÁ LOCA CONTIGO...
Y TE ACLAMARA".
RECHACÉ AQUELLA TENTACIÓN DE SER UN
MESÍAS, UN CRISTO QUE DESLUMBRASE AL
PUEBLO CON ACCIONES MARAVILLOSAS. "NO
HAY QUE DESAFIAR A DIOS".

"TIENES HAMBRE -ME DECÍA;
PERO SI ERES EL CRISTO PUEDES
CON UNA SOLA PALABRA CAMBIAR
ESTAS PIEDRAS EN PAN".
RECHACÉ ENTONCES LA TENTACIÓN DE UN ME-
SÍAS, DE UN CRISTO QUE GOZASE DE TODOS LOS
BIENES Y NO TUVIERA QUE SUFRIR, NI SIQUIE-
RA PASAR HAMBRE.
"EL HOMBRE NO VIVE SOLAMENTE DE
PAN, SINO DE LA PALABRA DE
DIOS.

OTRA VEZ ME VI EN LA
CUMBRE DE UN MONTE.
"MIRA TODOS LOS IMPE-
RIOS DEL MUNDO, CON
SUS RIQUEZAS, SU FUER-
ZA SU PODER -ME SUSU-
RRABA EL DEMONIO-,
ADÓRAME EN SUS ÍDOLOS
Y DOMINARÁS SOBRE TODOS LOS
PUEBLOS".
RECHACÉ AQUELLA TENTACIÓN DE SER
UN MESÍAS QUE REINASE POR LA VIOLEN-
CIA, LA MENTIRA Y LOS FALSOS
ÍDOLOS.
"SOLO SE ADORA A DIOS".

No hay comentarios:

Publicar un comentario