June 06, 2011

LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El Universo está oscuro como la Tierra está oscura de tanto pecado, toda la luminaria no muestra sino nuestros rostros manchados porque las almas están amordazadas y los cuerpos hinchados.

Las tinieblas no pudieron recibir la luz.

Quae conventio lucis ad tenebras? ¿Qué conveniencia se podrá dar entre la luz y las tinieblas? De aquí es que en el alma no se puede asentar la luz de la divina unión si primero no se ahuyentan las afecciones de ella (nuestros juegos y diversiones en las que perdemos nuestro tiempo o entregamos el tiempo a la manía del diablo).

La malicia no comprehende a la bondad.

Serás semejante a tus tesoros donde pones tu corazón (si tus adorables son sucios te convertirás en una criatura sucia y serás sujeto por ellos).

Estamos hablando de la pura unión de Dios y de nuestra transformación.

El pecado original, nuestro amor propio, no paramos de pecar y nuestra bondad es malicia y solo Dios es bueno. Por lo tanto el alma que pone su corazón en los bienes del mundo sumamente es mala delante de Dios.

No comments:

Post a Comment