noviembre 19, 2009

GENEROSIDAD Y SOLIDARIDAD

Cuenta Moratín que en la Inglaterra de la época napoleónica a los cornudos la justicia les daba una cantidad de dinero por el delito de su esposa, y así, a buenas, volvían a vivir con ella en paz. Si no anduviera dinero de por medio, a esto podría llamarse sublime filosofía, <>, virtud. Pero es que en la guerra del Golfo no cuenta salvar el honor sino el interés de unos adinerados de Occidente. También puede que haya especulación entre los esposos para socorrer las necesidades del capitalismo del dólar y del yen, y sus aliados de la CE.

Pero todo esto, don Juan, ¿es para casarse?

(Cartas a EL INDEPENDIENTE, enero 1991)

No hay comentarios:

Publicar un comentario